top of page

La clave para tomar decisiones alineadas contigo

Si te cuesta tomar decisiones, elegir entre varias opciones, saber si haces lo correcto, cuál es la mejor manera de actuar en una situación...


¡Bienvenidx al club!


Hoy te quiero compartir un pequeño gran truco para que tus decisiones, actos y actitud estén lo más alineados posibles contigo mismx.


Ya puedes soltar el control, el analisis, los pros y contras y todo lo que tiene que ver con la mente: no tienes que pensar o reflexionar mil horas. De hecho, cuantas más vueltas le vayas a dar al problema, más vas a dudar.


Te vas a hundir en tus propios pensamientos y quedarte ahí atrapadx. ¿Te suena, no?


La estrategia que te propongo está directamente relacionada con tus emociones.

Sí, sí, esas emociones que intentas controlar o suprimir muchas veces, pero que en realidad, son tu mayor brújula para guiarte por la vida.


En realidad, esta herramienta es esta PREGUNTA.


¿Si hago/digo _______, estaré actuando desde el AMOR o desde el MIEDO?

Es muy probable que lo que decidas hacer en base al miedo te permita evitar algo (dolor, malestar, incomodidad) a corto plazo, pero a medio/largo plazo, te resulte peor, porque no va a enriquecer tu vida de ninguna manera.


El miedo es la base de muchas otras emociones, la mayoría desagradables o incómodas (como la ira, la tristeza, el odio, el rencor, los celos, la envidia...). No es una emoción mala de por sí, por supuesto, es muy útil y permite darte cuenta de las situaciones que pueden representar un peligro para ti.


Y no me malinterpretes: no se trata de hacer locuras sin pensar en las consecuencias, sin tener en cuenta lo que te asusta. Se trata de IDENTIFICAR desde qué lugar estás tomando una decisión. Y para ayudarte a distinguir bien entre ambas, recuerda esto:

El amor es una energía que busca CREAR, UNIR mientras el miedo es una energia que busca DESTRUIR, SUPRIMIR algo.


Te pongo un ejemplo para que lo veas más claro.


Estás hartx de tu puesto de trabajo, hay un ambiente tóxico, tus superiores te tratan mal y no estás a gusto. Te da miedo soltar este trabajo, porque entonces te quedarías sin sueldo durante una temporada, sin saber cuánto tiempo duraría, ni si volverías a encontrar algo.

Ahí, decidir quedarte en tu puesto por "miedo a" lo desconocido, te va a hacer daño a medio plazo, porque es una situación realmente insana para ti.


Si conectas con el amor (amor en sentido general, no amor romántico), y sobre todo el amor propio, vas a ver que lo más importante es cuidarte, y poner límites. Es muy probable que decidas dejar este puesto de trabajo, porque no te compensa a nivel de salud quedarte. A medio/largo plazo, te va a ser mucho más favorable: obviamente, no va a ser fácil, y el miedo volverá a surgir, puesto que no puedes anticipar lo que pasará. Pero al menos estará alineada tu decisión con tus valores de autocuidado, de respeto y tu necesidad de serenidad y realización.


Otro ejemplo. Tienes una persona en tu vida (amigx, pareja, compañerx, familiar... no importa) que quieres mucho, pero que tiene un comportamiento que, últimamente, te está molestando, hiriendo.


Podríamos pensar que tomar una decisión desde el amor sería seguir con esta persona a tu lado, puesto que la quieres - pero esto es solo la punta del iceberg. El amor como lo planteamos aquí va mucho más allá. Aquí, una decisión basada en el miedo (a perder a la otra persona, a decepcionar, a hacer daño, a crear un conflicto...) sería seguir igual, sin hablar las cosas ni tomar una decisión.

Una decisión basada en el amor, tanto propio como de la otra persona, sería comunicar el malestar y tratar de llegar a una solución, tomando en cuenta las necesidades propias y de la otra persona, y si no es posible llegar a una solución conjunta, tomarla de forma unilateral.


Con esto parece muy importante definir lo que se entiende por actuar desde el amor:

es tomar en cuenta tus NECESIDADES, tus VALORES, tus EMOCIONES y, si la decisión implica a otra persona, las suyas también. Es lo que se busca en el proceso de la Comunicación No Violenta, por ejemplo, pero no es obligatorio practicar la CNV para usar esa herramienta.


En realidad, actuar desde el miedo es actuar desde el pasado. Son las experiencias y vivencias pasadas que determinan nuestros miedos, y nos condicionan para reaccionar de una manera concreta (que seguramente nos haya funcionado en algún momento). Es probable que cuando se vuelva a presentar una situación o un problema que tenga cierto parecido con otro de tu pasado, tiendas a volver a actuar de la misma manera, asimilando la nueva situación a la que ya viviste. Actúas desde el condicionamiento. Y el miedo se condiciona muy rápidamente!


Actuar desde el amor supone más esfuerzo, puesto que implica romper de alguna manera con el condicionamiento, salir un poco de su zona de confort y conectar con algo más grande, con tu parte más luminosa, con tu fe/ilusión/esperanza. Pide más valor de tu parte, y puede parecer más arriesgado, te puedes sentir vulnerable, débil.

En realidad, si actúas desde el amor, vas a ser mucho más auténticx y alineadx con tu ser, con tus valores, con lo que es importante para ti: esto es tu verdadera fuerza. La incoherencia interna solo debilita.


Así, para actuar desde el amor, es muy importante el autoconocimiento y tener mucha claridad sobre tus valores. Es algo que evoluciona contigo: los valores van cambiando con las experiencias, y es necesario volver a chequear a menudo tu jerarquía de valores.


Otra pregunta complementaria que te puedes hacer para asegurarte de tomar la buena decisión y actuar desde un lugar que te puede llenar, es


Esto que decido, hago, pienso... ¿Me es útil? ¿Me es funcional?

Esta pregunta es muy importante, sobre todo a nivel de pensamientos. Tenemos muchas creencias irracionales y distorsiones cognitivas que nos empujan a percibir el mundo desde una perspectiva cerrada, que no da lugar a vivir una vida rica y llena.


Más allá de buscar si una creencia o un pensamiento es verdad, es más interesante preguntarte si te sirve, y qué te puede aportar. Si vives de acuerdo con esta creencia, ¿qué va a cambiar en tu vida?


Si crees que no vas a volver a encontrar trabajo y que tienes que satisfacerte con lo que tienes en lugar de frustrarte, realmente, ¿a dónde te va a llevar este pensamiento?


Si crees que las personas te van a manipular, a traicionar y a abandonar, y vives desde la desconfianza y el miedo, realmente, ¿te va a ser útil para tener una vida rica y realizada?


Espero que entiendas esos conceptos, y que estos pequeños trucos te puedan ayudar a tomar decisiones más alineadas contigo mismx. Aunque desde fuera puedan pensar que tus decisiones son raras, tontas, que te estás equivocando, que no deberías hacerlo...


Lo que cuenta es tu PROPIA VERDAD. Lo que sientes que está alineado contigo, es lo correcto. ¡No hay más! Tus decisiones no están hechas para complacer a las expectativas ajenas, sino para vivir de manera más auténtica.


Cuéntame qué te parecen estas estrategias, si las usas, si te resulta interesante, si no lo entiendes... Un abrazo!


298 visualizaciones

1 Comment


Como siempre, maravilloso. Me siento muy didentificada con lo qur explicas.

De hecho, hace poco tuve que tomar una decision importante para mi y me di el tiempo necesario para tomarla desde el amor y no desde el miedo. Tal cual. Y si, desde fuera, los demás pensaron que estaba actuando raro porque me tomé mi tiempo para visualizarlo y verlo desde el amor, pero he aprendido que cada uno tenemos nuestras necesidades y una de las mias es tiempo. Necesito tiempo para gestionar, analizar e interiorizar depende que situaciones, conceptos y decisiones y tambien he aprendido a concedermelo porque me calma.

Asi que, me escuché (a pesar de los comentarios externos) y ahora me siento en paz y en…


Like
bottom of page