Teoría de la Desintegración Positiva de Dabrowski


Es una teoría poco conocida y usada por los psicólogos europeos – lo que es una pena, porque es una maravilla para entender las #altascapacidades.

Es bastante compleja así que primero, voy a resumir lo más importante de la TDP:


- Postula que el #crecimiento pasa por crisis de “desintegración” (desarrollo progresivo). Estos momentos de confusión, ambivalencia, ansiedad y depresión son necesarios al individuo para su crecimiento personal, por eso es positiva.


- Pero el desarrollo no es obligatorio ni se tiene que pasar por todas las fases. Alcanzar la verdadera #personalidad es el resultado de una larga y difícil introspección.


- La depresión, la ansiedad y la insatisfacción no son consideradas como patológicas sino que son factores esenciales para perturbar el ajuste y el confort y empujar hacia la introspección.


- Va mucho más allá del #CI y toma en cuenta aspectos emocionales, instintivos… Así, existe un #PotencialDeDesarrollo, hereditario, que sirve de base a toda posibilidad de desarrollo.


- Pero el desarrollo depende también de 3 factores: biología (1º), entorno (2º) y un que sería un poco… todo lo que permite al individuo liberarse de los dos primeros. Y veremos que hay otros elementos interesantes como la #SobreExcitabilidad, los dinamismos, el instinto y características internas del yo.

Así, el desarrollo se produce por estratos, como si estuviéramos subiendo un monte: al principio estamos en el campamento abajo, en seguridad, tranquilos. Pero un día, nos da curiosidad el monte y decidimos empezar a subir. Es una subida difícil hasta llegar al puerto, pasamos miedo… y muchos se dan la vuelta. Pero otros, empujados por una fuerza, siguen. Se vuelve aún más rudo, y encima vamos sin guías. Muchos paran aquí y abandonan. Pero otros pocos se acostumbran al esfuerzo, aprenden a orientarse solos y llegan por fin a la cima. Y ahí hay que acostumbrarse a la falta de oxigeno para no tener ganas de bajar…


Como veis, según #Dabrowski, el desarrollo pasa por momentos de dolor, de ansiedad, de neurosis… y eso es para él la #SaludMental. Entendéis porque se ha quedado en la sombra... ¡Es justo lo opuesto a lo que se postula en psiquiatra y psicopatología hoy en día! Es una teoría pionera y que rompe con los pilares de la #psicología. Por eso me encanta :) Y sobre todo porque permite entender mucho mejor las #AltasCapacidades, como veremos más adelante.



Los niveles de desarrollo según la TDP


Ahora vamos a ver más de cerca los distintos niveles por los que pasa el sujeto. Hay que entender que es una teoría dinámica que difiere bastante de conceptos de “estadios” de desarrollo de otras teorías. Es decir, no todos los sujetos cambiarán de nivel, y una vez en un nivel superior, no tiene porque quedarse allí. Si el potencial de desarrollo lo permite, entonces surge un estado de ansiedad fuerte frente a lo desconocido que se reducirá sólo encontrando una nueva organización mental más elevada… o volviendo a “caer” en la fase anterior (de integración primaria). También la persona puede quedarse entre dos niveles, en un estado de estancamiento que sería aquí una desintegración negativa, ya que no hay esperanza de resolución según la persona, y suele conducir a patologías psicóticas o incluso tendencias suicidas.


Antes de pasar a los niveles, es necesario entender dos conceptos:

➡️ #Integración: funcionamiento mental estable, coherente, sin cuestionamientos, es un estado cómodo. ➡️ #Desintegración: hay dos etapas: uno, disolución de las estructuras mentales básicas y dos, construcción de nuevas más elevadas. Es positiva cuando empuja hacia el desarrollo. Durante estas fases, hay potentes conflictos internos, externos y emociones negativas.

La desintegración puede desencadenarse con ciertas etapas de vida como la adolescencia, la crisis de los 40, la menopausia o el fallecimiento de un ser querido. Las personas empiezan a sentirse perturbadas por la distancia que constatan entre “lo que es” y “lo que debería de ser”. Hay mucha ambigüedad y es una fase incómoda, en comparación con la integración que era la #ZonaDeConfort.




Ahora sí, los niveles:


Nivel 1. La integración primaria. Según la metáfora del monte, sería el campamento inicial, donde estamos en seguridad. El funcionamiento es estable y coherente, con un mental rígido, respuestas automáticas que se rigen por influencias de la sociedad, el entorno y la biología (pulsiones e instintos, factores 1 y 2). Es el nivel del #egocentrismo y de la #conformidad. Nada de introspección, y tampoco hay crecimiento interno.

Los objetivos de la vida son el éxito social, material y el poder. Si hay imprevistos, la persona se frustra y tiene miedo a lo desconocido. Así, los problemas que no se resuelven se vuelven a presentar en bucle (relaciones infructuosas a repetición, adicciones…)

Hay dos tipos: los que están influenciados sobre todo por la sociedad y el entorno (el 2º factor) y que van a ser “sobre socializados”, muy conformistas a las exigencias y que buscarán sobre todo la aprobación de los demás.

Por otro lado los que están influenciados por la biología (1e factor de Dabrowski) que se convertirán en #sociópatas / #psicópatas, y que instrumentalizan los demás para llegar a su fin. Son personalidades muy integradas y estables - lo que se considera normalmente como un signo de salud mental.Ya vemos que no es así en la TDP, más bien lo contrario.

Cuanto más cohesiva sea la integración primaria, menos posibilidad de desarrollo.

Nivel 2. La desintegración uninivelada. Recordemos las dos fases de la desintegración: uno, se disuelven las estructuras mentales básicas y dos, se crean nuevas estructuras más elevadas.

Siguiendo con la metáfora de la montaña, sería "Empezar la caminata."

Es el nivel de la ambivalencia, las dudas y la insatisfacción en relación con “quien soy” lo que lleva a cierto caos emocional y conductas incoherentes. Hay confusión, morosidad. Cuesta hacer frente a las emociones intensas.

Es aquí donde se puede dar la construcción del #FalsoSelf, tan frecuente en los #Superdotados. Se trata de buscar el sentido de sí-mismo y hay un riesgo importante de conformarse con las normas externas, con lo que los demás esperan de ti, lo que lleva a tener un papel atribuido por otros. Para salir de esta trampa, las figuras de autoridad tendrán que ser deficientes, equivocadas o intolerables. La persona, sintiéndose traicionada tendrá que definirse a si-misma y aprender a conocerse.


Nivel 3. La desintegración multinivelada espontánea

Continuar subiendo a pesar de las dificultades, sin rumbo ni brújula.

No es una transición suave… sería más bien un salto cuántico.

Se ponen en duda involuntariamente las creencias, actitudes y emociones con el abandono de las que son percibidas como de menos valor para la persona. Aquí hay lo que #Dabrowski denomina “dinamismos” de desintegración (veremos a continuación lo que son).

En el nivel 3 empieza un desarrollo emocional más profundo. La persona ya busca “lo que debería de ser”. Los conflictos son sobre los valores y los conceptos. No es linear, la persona va a pasar por altibajos. Hay esfuerzos para lograr ser la mejor versión de sí-mismo pero también desorientación, desestabilización.

El acompañamiento terapéutico aquí no debe buscar “curar” a la persona sino acompañarla en su proceso, ayudarla a experimentar el estrés, la ansiedad, los episodios depresivos para darles un sentido que va más allá del “sufrimiento porque sí”. El #Coaching puede ser una buena opción en este nivel ya que responsabiliza a la persona y le ayuda a encontrar sus propios recursos.


Nivel 4. La desintegración multinivelada organizada

Aprender a orientarse solo y perseverar hasta la cima.

Aquí la persona es activa y consciente, cada vez más capaz de conciliar sus ideales con su vida. Lo que debería de ser… será. Se libera de las convenciones sociales. Conduce a la realización plena del potencial del individuo. Hay sobre todo dinamismos de creación. Empieza la integración secundaria, último nivel al que pocos llegan.


Nivel 5. La integración secundaria

Llegado a la cima.

Este nivel puede nunca tener lugar u operarse parcialmente. No es frecuente que una persona llegue hasta aquí.

En este nivel ya no hay influencia de los dos primeros factores (biología y entorno), sino sólo del 3º. Este último factor es en realidad, todas las cosas, sutiles o potentes, que permiten al individuo liberarse de los dos primeros factores.

El individuo vive de manera autónoma, auténtica y altruista. Su vida está alineada con sus propios valores y hay una plena realización del ideal de personalidad.

La persona posee su propia brújula y una jerarquía de valores propios. La conducta está guiada por la autonomía, la motivación, la benevolencia, la voluntad de ayudar… Hay una armonía interna que refleja el verdadero Self.



En otro artículo hablo del Potencial de desarrollo y de sus componentes (instinto, los 3 factores, los dinamismos, las sobreexcitabilidades, las características internas del yo...) que son muy interesantes para entender la superdotación intelectual.

265 vistas
Contacto
  • Facebook
  • Twitter
  • Icono social LinkedIn
  • Instagram
644.570.628

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE ADELINE MAGNON

Finalidades: Responder a sus solicitudes y remitirle información comercial de nuestros productos y servicios, incluso por medios electrónicos. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos:  Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en SERENDIPIADECEBRA@GMAIL.COM. Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Avisos Legales.