top of page

El Síndrome del salvador

Si eres neurodivergente es más que probable que hayas oído hablar del síndrome del salvador, y también que sea algo que hayas experimentado tú mismx.


Lo primero, aunque se llame popularmente "síndrome", no se trata de ningún trastorno, patología o enfermedad. Es más bien un patrón conductual recurrente que, como vamos a ver, no es tan sano como parece. De hecho, en inglés se llama "complejo del salvador", que me parece más adecuado.


Una persona que toma el rol de "salvadora" va a tratar de ayudar a lxs demás, volcándose totalmente en las problemáticas ajenas, tratando de mejorar la vida de todxs, olvidándose por completo de sus propias necesidades ya que solo pone el foco en las necesidades de otrxs.


¿Qué se esconde realmente detrás de este afán por ayudar a otrxs?


Esta gran necesidad de ayudar a lxs demás esconde un miedo muy fuerte: el de verse abandonadx, rechazadx, de quedarse solx. Cuando la persona ha tenido experiencias de rechazo y abandono en su infancia (cosa muy habitual en personas neurodivergentes), tomar el papel de salvador es un mecanismo de defensa de la propia autoestima:

"Si soy capaz de salvarte, entonces mi vida tiene sentido, me siento útil, he hecho algo bueno".

Pero es que además de eso, la persona en el rol de salvadora va a crear una especie de dependencia emocional con la persona que salva: "si muestro que te soy imprescindible y que me necesitas, entonces no me vas a abandonar". Ahí aparece el miedo real. Crear una especie de "deuda" es una manera de atar a la otra persona: "te he ayudado mucho, entonces tengo la expectativa de que a cambio [....]", muchas veces de forma totalmente inconsciente.


OJO. No siempre que una persona intenta ayudar a otra se trata del síndrome del salvador. Y una persona que toma este rol a menudo no tiene porque hacerlo siempre: muchas veces puede ayudar a otrxs de forma sana. No es todo negro o blanco. De hecho, puedes estar en el papel de salvadorx con una persona, y en el papel de persona salvadx con otra.


¿Por qué no es algo sano?


  • Porque crea un desequilibrio en la relación, sea del tipo que sea. La persona "salvadx" va a desarrollar una dependencia emocional hacia su salvadorx, y si se pone en el papel de víctima, más aún. La persona salvadora impide a la persona que quiere salvar tener autonomía, desarrollar sus propias herramientas para enfrentarse a sus problemas, experimentar situaciones desagradables y pasar por su propio proceso de crecimiento. La sobre protección es una forma de tratar de salvar a otra persona, se observa mucho en madres y padres, pero se puede ver en relaciones de amistad o de pareja.


  • Porque jugar a ser terapeuta sin serlo puede ser muy peligroso. En una relación de terapia, hay muchas proyecciones del paciente sobre su terapeuta: es lo que se llama "transferencia". El paciente va a proyectar todos sus esquemas inconscientes sobre el terapeuta, sus sentimientos más profundos y escondidos, sus partes más oscuras. En este fenomeno de transferencia es habitual que el paciente se sienta como enamoradx de su terapeuta, ya que la propia relación terapéutica permite revivir esquemas relacionales. Así que te puedes imaginar las consecuencias si juegas a ser terapeuta de otrxs: puedes destapar marrones muy grandes, abrir la caja de pándora y... comerte todo lo que salga de allí. A parte de la transferencia, existe la "contra-transferencia" que es el fenómeno inverso, del propio terapeuta sobre el paciente. Si todos esos mecanismos no se hacen conscientes, se puede crear una relación muy confusa, de amor-odio, que haga revivir a las personas implicadas muchas heridas emocionales y traumas, pero sin el apoyo terapéutico necesario para que sanen correctamente.


  • Porque no hay salvadorx sin salvadx: una relación siempre es de dos personas mínimo, y para que la relación sea insana, es necesario que la otra persona se quede en el rol de "salvadx" o de "víctima". Tomar este papel no permite sanar realmente ni avanzar, puesto que la persona salvada va a esperar a que su salvadorx le arregle las cosas, va a dejar de esforzarse y responsabilizarse de sus actos y decisiones. Recordemos que no hay personas tóxicas de por sí (menos un mínimo porcentaje de psicopatas/sociopatas), sino que es la relación que se crea que puede ser tóxica/insana. En el caso del juego salvadorx/salvadx, es el mecanismo relacional que acaba siendo tóxico.


  • Porque si tomas el papel de salvadorx, vas a gastar muchísima energía para tratar de cubrir las necesidades de otrxs, y vas a dejar riendas sueltas a tu parte autosaboteadora, que se va a aprovechar de la situación para destruirte poco a poco, ya que no vas a mirar a tus propias necesidades. No se puede ayudar correctamente a otras personas si tú mismx no tomas la decisión de cuidarte y de ser tu prioridad. Estar en el papel de salvadorx durante mucho tiempo es algo que te va a acabar quemando, agotando, y te puede llevar hasta la depresión, sobre todo si las personas que intentas salvar en algún momento te den la espalda. Además, solo te vas a sentir bien si ayudas a otrxs, lo que reduce muchísimo tu abanico de posibilidades para tener experiencias alegres y ricas.


  • En realidad es un rol que nutre una parte de ti muy egótica: esa parte narcisista que necesita verse como un "héroe" para sentirse realizada. Puedes tener la sensación de que nutre tu autoestima, pero en realidad solo nutre a esa parte de ti que se siente superior a lxs demás (y sí, todxs tenemos una parte así). Es una parte que sirve de escudo para esconder tu vulnerabilidad y tu poca confianza en ti mismx - una parte "guardian", que tapa lo que ve como "debilidades", y que en realidad no lo son.


  • Al ver con mucha facilidad la vulnerabilidad de lxs demás, a intuir dónde está el problema y la solución, a saber dónde están las "teclas" emocionales para hacer reaccionar la persona, es fácil sentirse atraidx por personas que constituyen un "reto": las personas narcisistas, personas frías y calculadoras, personas con una salud mental muy dañina, con trastornos graves, etc. Pensando que si consigues salvar a esas personas, la "recompensa" en términos de satisfacción personal será aún mayor - pero la realidad es que esas personas, bien no quieren ayuda porque no ven que tienen un problema, bien necesitan una ayuda profesional, que tú no puedes dar.

¿Por qué es tan frecuente en personas neurodivergentes?


Porque gran parte de las personas neuroatípicas tienen una gran sensibilidad, una capacidad de empatizar con otrxs muy desarrollada, una buena intuición y gran emocionalidad, con valores fuertes de altruismo y solidaridad. Es totalmente posible y factible estar en un rol de guía, ayudante, acompañante, tanto a nivel profesional como en relaciones cercanas, de manera sana - pero es algo que hay que trabajar. Si tuviste experiencias de rechazo, humillación, abandono, es probable que tu afán de ayudar a lxs demás sea una manera de compensar esas experiencias y de evitar que se vuelvan a producir. Todo es cuestión de poner muchísima luz y claridad sobre tus intenciones y necesidades: por qué quieres ayudar a esta persona? Qué es lo que te mueve a hacerlo? Qué necesidad intentas cubrir con ello? Realmente es un acto altruista o es para evitar algo?


Ojo, no significa que todas las personas sensibles sean salvadoras: pueden perfectamente jugar el papel de persecutoras, tener malas intenciones o conductas frías y calculadoras. No generalicemos!


¿Cómo se puede salir de este papel?


El primer paso es ser consciente de cuándo estás en este papel, poner muchísima luz sobre tus patrones y esquemas relaciones y conductuales. Una vez que lo puedas detectar facílmente, te va a ser mucho más fácil hacer las cosas de otra manera.


El segundo paso es definir con claridad tus límites y tus necesidades. Cada vez que una parte de ti tienda a volver a volcarse en otras personas para ayudar, tienes que hacer el esfuerzo de introspección para definir bien hasta dóndo estás dispuestx a ayudar y con qué objetivo lo haces. Trabajar tus expectativas, tu autoestima y la imagen que tienes de ti misma, tus heridas emocionales también es necesario, y para ello es mejor que algún profesional te acompañe en el camino, porque es muy difícil hacerse de espejo a unx mismx.


Recuerda: no es lo mismo ayudar que salvar. No es sano tratar de "reparar" o "cambiar" a una persona que todavía no está dispuesta a cambiar. Solo podemos ayudar a personas que quieren ayudarse a sí mismas.

Si estás en el rol de "salvadx", también tienes que poner límites y ser firme con ellos (para ello no tienes que ser borde tampoco, puedes comunicar las cosas con mucho amor y benevolencia). Es importante decir que NO si una persona trata de ayudarte sin que le hayas pedido ayuda y sin tu consentimiento. Sí, el consentimiento también vale para esto: si rechazas la ayuda de una persona y esa persona insiste, es que no respeta tus límites ni tus necesidades.


Si eres consciente de qué necesidades estás intentando cubrir con este patrón conductual, podrás buscar otras formas de cubrirlas, otras estrategias. Hay muchas alternativas para sentirse útil, realizadx, y contribuir al mundo!


Acoge todas las emociones que te vienen durante el proceso. Es muy habitual sentirse culpable por estar en este papel, tratando de hacer las cosas lo mejor posible y obtener resultados muchas veces que son los opuestos a los esperados. Es fácil decepcionarse a sí mismx y a lxs demás (lo que reaviva el miedo a decepcionar). Cuidado también con las profecías autocumplidas: al repetirse los esquemas y las consecuencias es probable que al final las cosas se repitan por inercia propia.


No eres una mala persona por estar en el papel de salvadorx: es un mecanismo de defensa que usas porque no tienes más estrategias - o no las ves. Pero es totalmente posible salir de este patrón, y ahí te pongo mi propio ejemplo: he estado en el rol de salvadora durante muchoooos años, haciéndome un montón de daño por ello, y he conseguido cambiar las cosas y tener unas relaciones mucho más sanas - no me quedaba otra, con mi profesión!

No es nada sencillo, ten paciencia contigo mismx, sé indulgente.


Espero que te haya sido útil este artículo, un abrazo!


49 visualizaciones
bottom of page