Gratitud, celebración y cumplidos

Muchas personas, cuando oyen un cumplido, se ponen rojas, están incómodas, incluso se pueden enfadar o sentir rechazo, vergüenza...


¡No es la reacción que esperamos cuando elogiamos a alguien! Solemos elogiar a las personas para mostrarles nuestro afecto, nuestra alegría o nuestro bienestar con lo que han hecho o lo que son.


Pero, si nuestra intención es tan buena (vamos a partir de esta base), entonces ¿por qué a veces da un resultado algo contradictorio con lo que esperamos?


Si le repito a mi amiga "¡tía eres guapísima!" y me contesta "que no tía, que no, ¡deja de decir eso!"

Si le agradezco a una persona diciéndole "muchas gracias, eres la mejor, ¡tu trabajo es estupendo!" y se queda muda, muerta de vergüenza...

Si le digo a mi hijo "ala que bien lo has hecho, ¡pero que dibujo más bonito!" lo arranca y se va corriendo...


¿Qué es lo que ocurre?


A todos·as nos ha pasado. Seamos la persona que recibe el cumplido o la persona que lo da.


Hemos sido educados·as a base de premios y castigos (muchos·as de nosotros·as). Si te fijas, muchas veces, una acción o situación nos lleva directamente a pegar etiquetas sobre las personas y a que los demás nos peguen etiquetas a nosotros·as.

  • Unas buenas notas => eres inteligente.

  • Malas notas => eres tonta·o.

  • Un trabajo con responsabilidad => eres perseverante y ambicioso·a.

  • Trabajas en un supermercado => pobrecito·a, con el potencial que tenía (me da rabia solo escribirlo...)

  • Te comportas bien => eres buena persona.

  • Te comportas mal => eres el diablo en persona.


Es tan fácil categorizar. Es tan fácil y cómodo juzgar y encasillar el mundo que nos rodea, poniendo etiquetas para facilitar nuestra comprensión. Es un ahorro cognitivo que nos ayuda muchas veces.


Pero, en otras ocasiones, se nos vuelve en contra.


Y sí, una persona a quien le cueste aceptar comentarios positivos, halagos y premios, puede que tenga que ver con una autoestima algo dañada y con que cree poco en su propia capacidad.


Pero he leído taaaaantos artículos sobre el tema, tantas cosas que culpabilizan aún más a la persona que tiene poco amor propio, con frases que te condenan a una vida de dolor si no te quieres más a ti misma, con "tienes que" creer más en ti... Que hoy, te propongo cambiar el punto de vista.


Porque una conversación es algo de DOS personas. Es un emisor y un receptor.

Y si el receptor tiene poca autoestima y se autoflagela con facilidad, pues quizá le podamos ayudar a acoger los cumplidos y las cosas positivas que le queremos transmitir.

¿No crees?


Quizá el que lanza el cumplido al aire, esperando a que el otro salte de alegría y exulte, también tiene su papel en la historia.


Así que si quieres CONECTAR de verdad con la otra persona y transmitirle de verdad lo que sientes y lo que te hace bien, si quieres celebrar con ella, si quieres expresarle tu gratitud con amor y desde la benevolencia, te voy a dar algunas pistas.


Si te digo:

Eres guapo·a.

Eres súper lista·o!

Eres la mejor persona del mundo.

Eres increíble!!

Eres súper valiente.

Etc.


Pues te estoy exponiendo MI punto de vista.

Es un JUICIO, aunque sea positivo.

Es mi opinión, y puede que choque por completo con la imagen que tienes de ti misma·o.


Igual te lo digo con la mejor intención del mundo. Pero tú NO lo sabes.

Igual te lo digo porque me agrada mucho tu forma de ser y me gusta compartir contigo. Pero tú NO lo sabes.

Igual te lo digo porque te quiero manipular y llevar a mi terreno. Pero tú NO lo sabes.

Igual te lo digo por educación, pero en realidad no lo pienso. Pero tú NO lo sabes.

Etc.


De entre todas esas posibilidades y las que no he dicho, la persona que recibe el cumplido o agradecimiento tiene que elegir. Y lo va a hacer en función de sus experiencias previas.

Si ha vivido traiciones, puede interpretarlo como una manipulación o incluso algo irónico.

Si tiene una imagen de sí mismo·a sesgada hacia lo negativo, le dará vergüenza y no se lo creerá.

Si tiene una imagen de sí mismo·a sesgada hacia lo positivo en exceso, lo verá como un premio para reforzar su ideal de perfección y nutrirá su narcisismo.

Igual siente una presión de la hostia porque quiere estar a la altura.

Igual cree que tendrá que compensarlo de alguna forma.


Pero, a pesar de todo esto, solemos buscar ese reconocimiento de los demás, nos gusta saber que nos aprecian.


Para evitar todas esas complicaciones, es tan sencillo como:


  1. Expresar el hecho concreto o la acción que te agrada.

  2. Decir qué necesidades nutre en ti este hecho.

  3. Decir cómo te sientes al cubrirse esas necesidades.


Te pongo ejemplos.


"Has sacado un 9 en el examen, que bien!!"

Traducción =>

"Al ver que habías aprobado el examen, me he sentido súper ilusionada porque me gusta ver que han reconocido todos los esfuerzos que hiciste."


"Me encanta tu sensibilidad"

Traducción =>

"Cuando te he contado mi problema y te quedaste mirándome a los ojos y pusiste tu mano en mi hombro, me he sentido aliviada porque tuve la sensación que realmente me habías escuchado y me gusta recibir empatía, así que te doy las gracias por ello."


No son ejemplos "perfectos", quiero decir, no hay una frase perfecta para expresar algo.

Lo importante es decir cómo te sientes y qué se ha llenado en ti.


Lo mismo con el agradecimiento y la celebración, simplemente se trata de intentar conectarlo con nuestras necesidades y sentimientos. No siempre es fácil, y repito, no tiene que ser "perfecto", lo importante es intentar expresarlo.


Si tienes dudas de cómo la otra persona ha interpretado lo que quisiste transmitir, ¡pregúntale!

¿Qué te ha llegado de lo que te he dicho? ¿Me podrías decir lo que has oído, para que pueda tener claro si he transmitido lo que te quería decir?


Para terminar, cuando recibimos un cumplido, podemos hacer exactamente el mismo trabajo.

¿Qué sientes cuando oyes ese cumplido / agradecimiento?

¿Qué necesidad cubre / no cubre?


Y se lo puedes transmitir a la otra persona.

"Cuando me dices que soy valiente (es un ejemplo personal), me siento incómoda porque no sé muy bien qué he hecho para que pienses eso y me gustaría comprenderlo. Me podrías decir qué acciones he hecho que te hagan pensar esto?

"Pues, que te has mudado a España a los 20, eres autónoma, has cambiado mucho de sitio... no sé, me pareces valiente".

"Y cómo te sientes al ver que he hecho esas cosas?


El diálogo podría seguir así, hasta entender bien cómo se sintió la otra persona y qué necesidades cubre en ella.

Porque a mí si me dices que soy valiente, de primeras no veo en absoluto qué necesidades puede cubrir en ti ni cómo te sientes.


Puede ser divertido de hacer en familia, en pareja, entre amigos. Celebrar lo que queráis celebrar, juntos, conectando con vuestra necesidades y sentimientos :)


(Te digo mi truco? Siempre tengo mi chuleta: una lista con las necesidades básicas y otra lista con las emociones. La saco y chequeo :p)


Espero que te haya sido útil, porque nutriría mi necesidad de contribuir al bienestar de los demás :D


Un abrazo.

22 vistas
Contacto
  • Facebook
  • Twitter
  • Icono social LinkedIn
  • Instagram
644.570.628

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE ADELINE MAGNON

Finalidades: Responder a sus solicitudes y remitirle información comercial de nuestros productos y servicios, incluso por medios electrónicos. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos:  Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en SERENDIPIADECEBRA@GMAIL.COM. Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Avisos Legales.